Sin Cristiano, ¿habrá paraíso? por @javilote

El Real Madrid llega al tramo decisivo de la temporada y lo hace enfrentando esa fina línea que separa el éxito más rotundo del fracaso más estrepitoso.

Lo hace vivo en todas las competiciones a las que hace frente: finalista de una Copa del Rey que coronará a un nuevo campeón el próximo Miércoles; semifinalista en Champions, a la espera de conocer el último escollo que le separa de la Final de Lisboa; y tercero en Liga, a una distancia de sus dos rivales que le permite aún soñar con la conquista del torneo de la regularidad.

Pero para atravesar esa delgada línea y que el equipo blanco pueda visitar una o varias veces a la Diosa Cibeles, no va a contar, al menos para el futuro más inmediato, con su futbolista más decisivo, ese que con su mera presencia en el campo genera pavor en las defensas rivales y es capaz de decidir un partido con una acción genial, y ése no es otro que Cristiano Ronaldo.

El luso, que venía arrastrando unas molestias en el tendón rotuliano de su pierna izquierda, ha sufrido una lesión aún más inoportuna: lesión muscular en el bíceps femoral izquierdo. Lesión que ha afectado al crack portugués en el peor momento posible: a pocos días de disputar la final de la Copa del Rey ante el FC Barcelona, y a poco más de 10 días de comenzar la batalla por acceder a la final de la Liga de Campeones.

CristianoAnte este escenario, tanto Carlo Ancelotti como el resto de integrantes de la plantilla madridista se enfrentan a un reto mayúsculo: el de paliar, en la medida de lo posible, la ausencia del que a día de hoy es el mejor jugador del mundo. Y en esta situación, se abre ante “Carletto” un abanico de opciones, opciones que resultarán acertadas o no en la medida en que tanto el míster como los jugadores tengan la actitud y las ganas necesarias. Esas opciones son, entre otras, las siguientes:

–    El técnico italiano puede optar, ante la ausencia de Cristiano Ronaldo, por continuar con el uso del 4-3-3 como esquema de equipo. Si el míster opta por seguir con el esquema que ha dado buenos resultados salvo en partidos ante rivales de enjundia, las soluciones pueden pasar por desplazar a Di María a una de las tres posiciones de ataque junto con Karim Benzema y Gareth Bale. Esto aseguraría una mayor capacidad de sacrificio por parte del trío de delanteros, especialmente en el costado por el que jugase el “Fideo”.

iscoPor otra parte, al colocar al jugador argentino en una de las posiciones de ataque, abre un pequeño “casting” para cubrir una de las 3 posiciones de mediocentro, con Isco, Illarramendi y Casemiro como candidatos a ocupar ese vacante. En los 3 casos, la apuesta conlleva un serie de dudas: si el elegido fuese Isco, el malagueño debería sacrificarse en tareas defensivas. Por su perfil como jugador, la posición de interior en un esquema con 3 centrocampistas no es la que más le favorece, ya que ocupar esa demarcación exige un esfuerzo y sacrificio en defensa que el jugador “boquerón” no está acostumbrado a realizar, ya que su posición natural es la de mediapunta.

illarraSi, por otra parte, el elegido fuera Illarra, las dudas surgirían tras ver el rendimiento del de Mutriku en el partido de vuelta en Dortmund, donde se vio superado por el partido. Otro hándicap de Asier es que su posición natural es la de mediocentro puro, lo que hace que en un esquema en el que ocupase la posición de interior, su juego se viera perjudicado, ya que ni tiene el recorrido ni la velocidad necesarias.

casemiroPor último, tras el partido en Dortmund, se ha sumado al “casting” el brasileño Casemiro. Quizás fuese ésta la opción que mejor sentaría al equipo, ya que el brasileño tiene las condiciones físicas para abarcar más terreno y poder incorporarse con más soltura al ataque que el propio Illarra. Las dudas en el caso del brasileño vienen por la poca participación que ha tenido a lo largo de la temporada.

–    Manteniendo como esquema el 4-3-3, otra de las opciones de Ancelotti sería colocar a Isco en una de esas 3 posiciones de ataque, bien partiendo desde banda izquierda, bien partiendo desde banda derecha. Quizás esta opción sea la más lógica, ya que en esta disposición de equipo, Di María seguiría manteniéndose en el centro del campo, posición en la que ya ha rendido de manera más que notable a lo largo de la temporada.

Por otro lado, al ocupar Isco una de las 3 posiciones de ataque, seguiría viéndose exigido, aunque en menor medida, a realizar tareas defensivas, para evitar situaciones que han venido ocurriendo a lo largo de la temporada, especialmente en choques ante rivales de entidad: los 3 mediocentros se han encontrado en inferioridad ante los mediocentros rivales debido a la poca ayuda en defensa dada por los 3 atacantes.

–    Otra de las soluciones a las que “Carletto” podría optar, sería la del cambio de esquema, pasando del 4-3-3 al 4-2-3-1. En un momento de la temporada en el que el Real Madrid se encuentra sin su mejor jugador y, además, su centro del campo genera dudas por el alarmante estado físico de Xabi Alonso, el cambio a un esquema con 2 mediocentros aseguraría tener más variedad de opciones a la hora de “jugar” con los posibles mediocentros y beneficiaría enormemente a un Isco que jugaría en la posición en la que mejor explota sus virtudes: la de mediapunta.

xabi alonsoEn este esquema de 4-2-3-1, Di María podría jugar en la posición en la que ha destacado a lo largo de su carrera, la de extremo en banda izquierda y, gracias a su energía y su físico, podría realizar con eficacia labores de ayuda al lateral de su banda. El riesgo que supone el posible cambio a un 4-2-3-1 estriba en que el técnico italiano abandonó la idea de jugar con sólo 2 mediocentros en el inicio de la temporada, momento en el que el equipo aún no había asimilado los conceptos que el técnico quería inculcarle.

Son éstas varias de las soluciones que se abren ante Carletto, pero todas ellas se reducen en último término a que los jugadores tengan la actitud necesaria. Y es que los esquemas, posicionamientos y planteamientos tácticos que un entrenador pueda tener en su cabeza, serán acertados o erróneos en virtud de la predisposición de los jugadores a llevar a buen término todas esas consignas.

Queda claro que jugadores como Gareth Bale o Karim Benzema, llamados a liderar al equipo junto a Cristiano, han de dar un paso adelante para paliar en la medida de lo posible la ausencia del portugués. Por aptitudes y calidad, ambos jugadores están sobradamente capacitados para enmascarar, en la medida de lo posible, esta importante ausencia.

CristianoHe de confesar que en la mañana de hoy, al conocer la noticia de la lesión de Cristiano Ronaldo, el pesimismo se hizo presa de mí. Pero con el paso de las horas, quien les escribe ha empezado a ver con mayor optimismo la situación, teniendo total confianza en que el resto de compañeros contemplarán este contratiempo como una oportunidad para reivindicar que son capaces de seguir jugando y ganando a pesar de la desafortunada lesión del crack luso.

Así que no queda otra más que mostrar nuestra total confianza en una plantilla que ha llegado a este crucial momento de la temporada en disposición de levantar 3 trofeos. ¡Hala Madrid!

Entradas Relacionadas:

The league is not lost... Yet, by @adrianadotcom
El Real que se viene, por @neverwithshame
[Previa] Real Madrid - Granada: Una dosis de ilusión colombiana, por @Manu95G
Del cielo al infierno, por @primillo7
Categories Artículos